10/19/2014

Francisco beatificó a Pablo VI y concluye primera etapa del Sínodo



P. Johan Pacheco
@padrejohan

Vaticano.- Este domingo se efectuó la ceremonia de beatificación de Pablo VI, rito que presidió el Papa Francisco para también agradecer y concluir la Asamblea del Sínodo de los Obispos sobre la Familia. “Hemos sembrado y seguiremos sembrando con paciencia y perseverancia, con la certeza de que es el Señor quien da el crecimiento”, expresó el Papa.
Reflexionando sobre el evangelio del domingo el Papa, explicó que “Dar a Dios lo que es de Dios”, significa estar dispuesto a hacer su voluntad y dedicarle nuestra vida y colaborar con su Reino de misericordia, de amor y de paz.

Señaló Francisco que es “lo hemos visto en estos días durante el Sínodo extraordinario de los Obispos –“sínodo” quiere decir “caminar juntos”–. Y, de hecho, pastores y laicos de todas las partes del mundo han traído aquí a Roma la voz de sus Iglesias particulares para ayudar a las familias de hoy a seguir el camino del Evangelio, con la mirada fija en Jesús”.

También recordó el Santo Padre que el nuevo beato Pablo VI instituyó el Sínodo con las siguientes palabras: “después de haber observado atentamente los signos de los tiempos, nos esforzamos por adaptar los métodos de apostolado a las múltiples necesidades de nuestro tiempo y a las nuevas condiciones de la sociedad”, de la Carta Motu proprio Apostolica Sollicitudo.

“Contemplando a este gran Papa- dijo Francisco refiriéndose al Beato Pablo VI-, a este cristiano comprometido, a este apóstol incansable, ante Dios hoy no podemos más que decir una palabra tan sencilla como sincera e importante: Gracias. Gracias a nuestro querido y amado Papa Pablo VI. Gracias por tu humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia”.

La reliquia que portaron durante la ceremonia de beatificación fue la camiseta sangrada, que utilizaba Pablo VI cuando sufrió el atentado en el viaje apostólico a Manila (Filipinas), el 28 de noviembre de 1970.

Giovanni Battista Montini, fue elegido Papa el 21 de junio de 1963 tomando el nombre de Pablo VI. Llevó a su término tres periodos del Concilio, animando la apertura de la Iglesia al mundo moderno. En su Pontificado comenzó la tradición de los viajes apostólicos, el primero de ellos a Tierra Santa para el histórico encuentro con el Patriarca Atenágoras.  

Entre sus encíclicas se encuentran: “Ecclesiam Suam” (1964) sobre la salvación, “Mysterium Fidei” (1965) sobre la Eucaristía, “Mense Maio” (1965) y “Christi Matri” (1966) para implora a la Virgen la paz en el mundo, “Populorum Progressio (1967) sobre el desarrollo de los pueblos, “Sacerdotalis Caelibatus” (1967) sobre el celibato sacerdotal; “Humane Vitae” (1968) sobre el matrimonio y la vida.

La Sínodo consuela y exhorta: "ve, y no peques más"


P. Johan Pacheco
@padrejohan

Vaticano.- Los Obispos participantes de la III asamblea del Sínodo Extraordinario de los Obispos presentaron un menaje de apertura consoladora a todas las familias, “Jesús sigue pasando hoy por las calles de nuestras ciudades”. Este texto antecede al documento de la Relación Sinodal, con todos aspectos doctrinales y pastorales sobre este encuentro de obispos y que servirá de base para la asamblea ordinaria del próximo año, y seguir reflexionando sobre el tema de la familia.

Dice el mensaje: “Queremos presentarles las palabras de Cristo: “Yo estoy ante la puerta y llamo, Si alguno escucha mi voz y me abre la puerta, entraré y cenaré con él y él conmigo” (Ap 3, 20). Como lo hacía durante sus recorridos por los caminos de la Tierra Santa, entrando en las casas de los pueblos, Jesús sigue pasando hoy por las calles de nuestras ciudades. En sus casas se viven a menudo luces y sombras, desafíos emocionantes y a veces también pruebas dramáticas. La oscuridad se vuelve más densa, hasta convertirse en tinieblas, cundo se insinúan el mal y el pecado en el corazón mismo de la familia”.

Reflexionan los Obispo que Cristo quiso que su Iglesia sea una casa con la puerta siempre abierta, recibiendo a todos sin excluir a nadie. Agradecemos a los pastores, a los fieles y a las comunidades dispuestos a acompañar y a hacerse cargo de las heridas interiores y sociales de los matrimonios y de las familias. Y especifican que es la “primera etapa de nuestro camino sinodal, hemos reflexionado sobre el acompañamiento pastoral y sobre el acceso a los sacramentos de los divorciados en nueva unión”.

El cardenal Gianfranco Ravasi, ha expresado en rueda de prensa que “los destinatarios son en particular las familias cristianas que deben ser signo del mundo también para las demás familias”. Y su mensaje es esencial: “texto que quiere dar, por un lado, esperanza en las dificultades y por otro lado exhortar”.

Manifestó el cardenal Ravasi que en esta apertura y cogida que muestra la Iglesia en sus reflexiones durante el Sínodo, también va acompañada del "ve, y no peques más".

La Relación Sinodal luego del ser aprobada, es publicada por decisión del Papa Francisco para empezar la reflexión en las Iglesia locales, en preparación al Sínodo de la Familia del 2015 que deberá dar respuestas claras a todos estos desafíos planteados en la actualidad.


10/17/2014

El documento del Sínodo ofrecerá elementos para el Evangelio de la Familia


P. Johan Pacheco
@padrejohan

Vaticano.- “Tenemos que estar al lado de personas con una situación particular, la exclusión no debe hacer parte del lenguaje de la Iglesia”, expresó el cardenal Reinhard Marx, de Alemania, en los últimos momentos de la Asamblea Extraordinaria del Sínodo que se ha centrado en los desafíos pastorales de la familia. El sínodo concluye este domingo con la beatificación de Pablo VI.

Señaló el Cardenal Marx, en rueda de prensa, que “el documento debe ofrecer elementos para una pastoral eclesial que difunda el Evangelio de la Familia”, así mismo indicó que es necesario un “diálogo y de entrar en contacto con aquello que anima a las personas”.

En cuanto a la comentada situación de los divorciados vueltos a casar, el purpurado manifestó que el tema es actual “no queremos que se hable sólo de esto”, insistiendo en la búsqueda de un lenguaje distinto ya que “no se trata de hablar de blanco o negro, los problemas de la humanidad son más complejos, es la situación del individuo la que debemos tomarnos en serio”.

Finalmente el cardenal Reinhard Marx, mencionó que “el Magisterio no es un conjunto estático de frases, la cuestión es la relación entre doctrina y pastoral”. El documento final del Sínodo de la Familia, nos será una conclusión sino un instrumento de trabajo para seguir ahondando en el tema del evangelio de la familia.


Este viernes es presentado el texto final de la relación sinodal para ser aprobada por los padres sinodales, y mañana sábado será difundido. La misa de clausura del Sínodo de la familia sea en la plaza San pedro, con la beatificación de Pablo VI.