15 octubre 2010

Todos como “Uno Solo”: ¡Gracias!

En el evangelio de san Lucas (17, 11-19) encontramos el reproche de Jesús de los pocos que se devuelven a dar gracias a Dios por el bienestar recibido. Cada persona diariamente recibe un milagro, y de tantos son pocos o “uno solo” como dice el evangelio, el que alaba a Dios por ese beneficio.
A pocos días de conmemorar los 88 años de la Diócesis de San Cristóbal, de revisar las historia de esta Iglesia local, de evaluar los frutos obtenidos, y de planificar los proyectos a realizar en los próximos años. También debemos como “uno solo”, o una sola Iglesia regresar hacia Dios y darle gracias, por permitirnos ser parte de la historia eclesiástica del Táchira.
El 12 de octubre de 1922 por decreto de Su Santidad Pio XI fue creada la Diócesis de San Cristóbal en Venezuela, y desde ese entonces con el trabajo pastoral de cinco Obispos, un gran número de sacerdotes, y la dedicación de muchos fieles, se ha crecido como Iglesia en los diversos aspectos, pero a pesar de ellos somos humanos y como el grupo de leprosos del evangelio debemos reconocer nuestras debilidades y pedir al Señor Jesús, que tenga compasión de nosotros.
En la próxima Asamblea Diocesana de Pastoral, la cuarta, se presenta el escenario propio de los que aceptan la indicación de Jesús, “preséntense ante los sacerdotes”. Todos como sacerdotes, unos ministros y otros fieles bautizados, planificaremos el camino a seguir para llegar a Cristo para agradecerle por los que ha sido nuestra Iglesia y lo que será en el futuro con los proyectos emprendidos.
Y ante las maravillas, bendiciones, y privilegios que nos concede Dios. Volvámonos a Él para darle las gracias, y aunque sepamos ya su respuesta “tu fe te ha salvado”, sigamos agradeciéndole y creciendo en la fe que nos permitirá seguir siendo Iglesia que une a más hermanos en esto octogésimo octavo aniversario de la Diócesis de San Cristóbal.