12 noviembre 2010

Que brille el Sol de Justicia


Ante una sociedad descompuesta moralmente que muchos no lo perciben, o solo pocos quieren denunciarlo, la Iglesia del Táchira a través de la voz de su pastor ha tomado la palabra para hacer resonar la grave situación que se viene viviendo en la sociedad. El Obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, por medio de una carta ha advertido sobre estos ambientes “que promueven la desesperanza”.
Señalando también el Obispo “la angustia en muchos”. Lo que nos debe hacer reflexionar que uno de los escenarios que primero deben ser saneados es la familia, para que sobre ellos “brille el sol de justicia” (Mal 3, 20). Necesario es para esto hacerles entender a las familias la necesidad de honrar el nombre del Señor.
La familia que honra el nombre del Señor, es la que abre su corazón al diálogo y la reconciliación. No permitiendo que los conflictos y las dificultades familiares les lleve a adquirir malos hábitos que contribuyan a la descomposición moral. Sino que por su capacidad de apertura al amor misericordioso de Dios puedan crecer en los valores del evangelio.
El diálogo es el encuentro personal y sincero, con el cual podemos compartir las dificultades y triunfos, tristezas y alegrías, diagnosticar situación y plantear en común las posibles soluciones. A través del dialogo como bautizados, debemos comunicar la presencia de Dios en nuestra vidas y en nuestra familias.
La reconciliación es el encuentro para crecer, es la aceptación de mis dificultades y las deficiencias del prójimo. Es la manera como expresamos el deseo de sentir el brillo del sol de justicia, su calor, su iluminación para componer lo que está descompuesto, y para fortalecer lo que podría dañarse.
La situación es evidente en nuestra sociedad, y la preocupación debe ser de todo aquel que pertenezca a una familia. El deseo de honrar el nombre del Señor debe latir en nuestro corazón. La institución inmediata a la que pertenecemos, es la familia, desde allí debemos pedir a Dios que haga brillar su justicia sobre nosotros.