06 agosto 2011

Oremos por los Jóvenes, la Juventud y la JMJ

Comienza el mes de la juventud que arraiga en Cristo, firme en la fe, la esperanza y el amor. Es el mes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), de peregrinos que viajan a Madrid a encontrarse con el Papa Benedicto XVI y muchos otros que en el Táchira caminan para venerar las imágenes del Santo Cristo de la Grita, y de Nuestra Señora de la Consolación en Táriba.

Benedicto XVI ha pedido que en el mes de agosto oremos por los jóvenes de todo el mundo, y por el éxito de la JMJ que se efectuará en España del 16 al 21 de Agosto. La intención dice: “Para que la Jornada Mundial de la Juventud que se desarrolla en Madrid aliente a todos los jóvenes del mundo a enraizar y fundar sus vidas en Cristo”.

Por los jóvenes, por la Iglesia joven que vive su fe en Cristo llevando el evangelio en sus corazones, manifestados en sus vidas, y palpado en sus acciones. Siendo contagio de juventud para todas las personas, esas que sientes la presencia de un Dios vivo al ver la alegría y el entusiasmo del joven que evangeliza con su testimonio.

Todos somos jóvenes a los ojos de Dios, porque la gracia que recibimos en el bautismo nos hace fuertes, alegres, dinámicos, emprendedores para realizar la misión que Cristo nos envía: ser santos, predicar el evangelio, anunciar el Reino de Dios, y amarnos los unos a los otros como Él nos ama.
Desde nuestro peregrinar diario, oremos por los jóvenes, por el espíritu joven de la Iglesia católica, y por la juventud de nuestro corazón para que cada día aceptemos con valentía el llamado de Dios. Y que el Espíritu Santo ilumine a los jóvenes que hacen parte de la JMJ.

Amigo y Señor nuestro Jesucristo,… Te pedimos por el Papa Benedicto XVI, por los Obispos y por todos los que preparan la Jornada Mundial de los Jóvenes en Madrid.
Te pedimos por nuestras familias y nuestros amigos, y en especial por los jóvenes que te van a conocer en ese encuentro por el testimonio firme y gozoso de la fe. Amen