12 junio 2013

Cinco preguntas sobre el Pueblo de Dios




Sobre el “Pueblo de Dios” ha sido la reflexión del Papa Francisco de esta semana, una de las reflexiones que ha permito llegar  muchas personas gracias a su forma de ser presentada, con las preguntas y sus respectivas repuestas. Como él dijo en su introducción: “lo hago con algunas preguntas acerca de las cuales todo el mundo pueda reflexionar”.

Y así, se plantea cinco interrogantes sobre la Iglesia, “Pueblo de Dios”. La primera de ellas, ¿Qué quiere decir Pueblo de Dios?, y así explica que Dios no es exclusivo de un grupo de personas, sino que es Él quien nos llama, “y esta invitación está dirigida a todos, sin distinción, porque la misericordia de Dios "quiere la salvación para todos "(1 Tim 2:04). 

Luego se pregunta: ¿Cómo se convierte en miembro de este pueblo?, a lo que responde de manera inminente que es a través del bautismo “que nosotros somos introducidos en este pueblo, a través de la fe en Cristo, don de Dios que debe ser alimentado y hecho crecer en toda nuestra vida”.

A este “Pueblo de Dios” también le rige un reglamento, por eso el Papa en su catequesis se pregunta: ¿Cuál es la ley del Pueblo de Dios?. Y su repuesta es el nuevo mandamiento, “es la ley del amor, amor a Dios y amor al prójimo, según el nuevo mandamiento que nos ha dejado el Señor”. Sin embargo reflexiona el Sumo Pontífice que falta mucho camino por recorrer, no teniendo esta ley como un sentimiento estéril sino como el reconocimiento de Dios y trabajando por la paz. Dice el Papa que un hermoso paso en esta ley es “rezar por aquel con el que estamos enojados”.

La Iglesia, Pueblo de Dios, tiene su trabajo. Una misión que cumplir, por ello nos preguntamos con el Papa: ¿Qué misión tiene este pueblo? El responde en su catequesis que “la de llevar al mundo la esperanza y la salvación de Dios: ser signo del amor de Dios que llama a todos a la amistad con Él”. Con el testimonio de vida cristiana siendo sal y luz en el mundo. 

Finalmente nos debemos plantear nuestra meta, ¿Cuál es el objetivo de este pueblo?, “el fin es el Reino de Dios, iniciado sobre la tierra por Dios mismo, y que debe ampliarse hasta el cumplimiento, cuando aparecerá Cristo, vida nuestra (cf. Lumen Gentium, 9). El fin entonces es la plena comunión con el Señor, entrar en su misma vida divina, donde viviremos la alegría de su amor sin medida. ¡Aquella alegría plena!”, dice el Papa Francisco.  
  
Son las cinco preguntas para conocer y ser “Pueblo de Dios”, y las repuestas han de estar marcadas en nuestra vida, como presencia y reconocimiento de Dios, con la relación fraterna con los demás y buscando la santidad la vida plena, en el Reino de Dios, siendo “Pueblo de Dios”.