13 mayo 2014

90 años del Diario Católico de un Siervo de Dios




Pbro. Johan Pacheco

Hace noventa años un joven obispo, el primero de la Diócesis de San Cristóbal en Venezuela, percibió la necesidad de promover la buena prensa. El Siervo de Dios Tomás Antonio Sanmiguel, dispuso la creación, el 14 de mayo de 1924, de un periódico diocesano de circulación diaria llamado “Diario Católico”.       

Noventa  años del Diario Católico de un Siervo de Dios, es parte de la herencia de un hombre de santidad que preocupado por instruir al pueblo de Dios en la sana doctrina y propagar el Reino de Dios, buscó la maquinaria y el medio necesario para que la Fe y Actualidad de sus páginas alcancen aun nuestros días.       

“La creación de un periódico se impone, periódico que tenga por principal misión instruir al pueblo sobre muchos puntos de doctrina y estar siempre vigilante para orientarlo cuando haya menester, informar su criterio y rectificarlo en lo que a la fe y las buenas costumbres se refiera”, manifestó en una carta pastoral (08 Mayo de 1924) el Obispo Sanmiguel para anunciar la creación de este rotativo. Expresó el joven Obispo: “disponemos que se funde un periódico diocesano de circulación diaria, que se denominará Diario Católico”.

Tras la atrevida y visionaria decisión el Siervo de Dios Tomás Antonio Sanmiguel, muchas otras personas han seguido su legado haciendo de este rotativo un instrumento de evangelización. E importantes periodistas que iluminados por la doctrina católica leen los signos de los tiempos en la actualidad de los hechos noticiosos.   

No han sido fáciles los últimos tiempos para el Diario Católico, pero fieles a la misión evangelizadora se ha podido seguir adelante.  Significativas aun hoy son  las palabras del Sirvo de Dios en la carta pastoral que dedicó al Diario Católico, diciendo: “nada adelantaremos por más que tributéis elogios y aplausos a la prensa católica, si no le prestáis vuestra protección, recibiéndola: desgraciadamente, con aplausos y palabras de encomio no se sostiene ninguna empresa”.

Aunque hoy los frutos parecen abundantes, la verdadera cosecha de este medio de comunicación sólo lo veremos en la continuidad y la perseverancia de cada edición, en el sacrificio y entrega de cada miembro e la familia del Diario Católico, en la receptividad de nuestros anunciantes, en la acogida de cada suscriptor. Sin miedo a los nuevos retos, dispuestos a superar las adversidades.  

Luego de nueve décadas el Diario Católico de Venezuela, sigue marcando la pauta como “el decano de la prensa tachirense”, y el único de circulación diaria en Latinoamérica. Extendiendo sus redes a las nuevas tecnologías, en el continente digital con una emprendedora página web: www.diariocatolico.info y presencia activa en las redes sociales.     
Agradecemos a Dios por el Diario Católico, y por el Siervo de Dios Tomás Antonio Sanmiguel que dócil a luz del Espíritu Santo como buen pastor extendió su mirada al rebaño del Pueblo de Dios, y ante las amenazas de las falsas doctrinas y los acontecimientos diarios quiso ofrecer en estas páginas Fe y Actualidad.