17 octubre 2014

El documento del Sínodo ofrecerá elementos para el Evangelio de la Familia


P. Johan Pacheco
@padrejohan

Vaticano.- “Tenemos que estar al lado de personas con una situación particular, la exclusión no debe hacer parte del lenguaje de la Iglesia”, expresó el cardenal Reinhard Marx, de Alemania, en los últimos momentos de la Asamblea Extraordinaria del Sínodo que se ha centrado en los desafíos pastorales de la familia. El sínodo concluye este domingo con la beatificación de Pablo VI.

Señaló el Cardenal Marx, en rueda de prensa, que “el documento debe ofrecer elementos para una pastoral eclesial que difunda el Evangelio de la Familia”, así mismo indicó que es necesario un “diálogo y de entrar en contacto con aquello que anima a las personas”.

En cuanto a la comentada situación de los divorciados vueltos a casar, el purpurado manifestó que el tema es actual “no queremos que se hable sólo de esto”, insistiendo en la búsqueda de un lenguaje distinto ya que “no se trata de hablar de blanco o negro, los problemas de la humanidad son más complejos, es la situación del individuo la que debemos tomarnos en serio”.

Finalmente el cardenal Reinhard Marx, mencionó que “el Magisterio no es un conjunto estático de frases, la cuestión es la relación entre doctrina y pastoral”. El documento final del Sínodo de la Familia, nos será una conclusión sino un instrumento de trabajo para seguir ahondando en el tema del evangelio de la familia.


Este viernes es presentado el texto final de la relación sinodal para ser aprobada por los padres sinodales, y mañana sábado será difundido. La misa de clausura del Sínodo de la familia sea en la plaza San pedro, con la beatificación de Pablo VI.