14 octubre 2014

“La mirada del Sínodo no es del que juzga a priori”


P. Johan Pacheco
@padrejohan

Vaticano.- La Secretaria General del Sínodo ha considerado que la prensa ha dado un interpretación equivocada a la Relatio post Discertationem, por lo cual el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha retirado “que dicho texto es sólo un documento de trabajo, que resume las intervenciones y el debate de la primera semana”.

Así mismo han publicado algunos de las intervenciones libres de los padres sinodales sobre este documento, que son discutidos durante esta semana en los Círculos Menores. “En general, la Relatio post Disceptationem ha sido apreciada por su capacidad de ‘retratar’ adecuadamente las intervenciones de estos días en el aula, captando el espíritu de la asamblea y destacando la acogida como tema principal de los trabajos. Del documento, se dice, emerge el amor de la Iglesia por la familia fiel a Cristo, pero también su capacidad de estar cerca del ser humano en cada momento de su vida, de comprender que, detrás de los desafíos pastorales, hay muchas personas que sufren. La mirada del Sínodo - se ha reiterado - tendría que ser la del pastor que da la vida por sus ovejas, no es del que las juzga a priori”.

Han sugerido los Padres Sinodales alentar a las familias que se mantienen fieles a sus valores cristianos, algo poco destacado en los medios de comunicación: “sería bueno hablar más de las familias que se mantienen fieles a las enseñanzas del Evangelio, animándolas y dándoles las gracias por el testimonio que ofrecen. Del Sínodo debería emerger más claramente que el matrimonio indisoluble, feliz, fiel para siempre, es hermoso, es posible y está presente en la sociedad, evitando así de centrarse principalmente en las situaciones familiares imperfectas”.

También se ha hablado de acentuar más el tema de la mujer, de su tutela y su importancia para la transmisión de la vida y de la fe; de integrar alguna reflexión sobre la figura de los abuelos en el hogar; de incluir una referencia más específica a la familia como "Iglesia doméstica" y a la parroquia como una "familia de familias", así como a la Sagrada Familia, como modelo de referencia. En este contexto, también se ha tratado de cómo valorizar la perspectiva misionera de la familia y de su anuncio del Evangelio en el mundo contemporáneo.

En cuanto  a las convivencia, y los homosexuales, apunta el informe que no quieren dar una impresión positiva de estas orientaciones, solo una necesidad aceptación con la prudencia respectiva. Así mismo en cuanto al acceso a los sacramentos para los divorciados que se han vuelto a casar, se ha dicho que es difícil aceptar excepciones sin que, en realidad, se conviertan en una regla común.


El trabajo de los Círculos Menores que revaluarán todos estos temas será presentada por los relatores en la Congregación del jueves en la mañana, para nuevamente ser discutida en intervenciones libres.