13 mayo 2016

El Pastor se encuentra dónde está la oveja perdida



@padrejohan

En Dios no hay cabida para la ley del descarte, como Buen Pastor esta siempre en busca de quien lejos del rebaño necesita de la misericordia divina. Así con la parábola del “Buen Pastor que carga sobre sus hombros a la oveja perdida”, reflexionó el Papa Francisco sobre el estilo de actuar de Dios.


“Conocemos todos la imagen del Buen Pastor desde siempre esta imagen representa la solicitud de Jesús hacia los pecadores y la misericordia de Dios que no se resigna a perder a ninguno. Jesús cuenta la parábola para hacer comprender que su cercanía a los pecadores no debe escandalizar, sino, al contrario, provocar en todos una seria reflexión acerca de cómo vivimos nuestra fe”, decía el Santo Padre en su catequesis (04-V-2016).

Ese es el estilo con el cual obra Dios, hacer el milagro de lo necesario para tomar en sus brazos al pecador y cubrirlo con su misericordia hasta hacerlo regresar a casa. “Dios no descarta a ninguna persona; Dios ama a todos, busca a todos: ¡uno por uno! Él no conoce la expresión «descartar a la gente», porque es todo amor y misericordia”.

El actuar de la misericordia de Dios es comprensible y camino de peregrinaje para todos los cristianos. El rebaño sabe que  “al pastor se lo encontrará allí donde está la oveja perdida”, y con Él toda la comunidad debe participar de la obra misericordiosa del Buen Pastor como sus discípulos misioneros.

Es importante que nos identifiquemos con el Buen Pastor y, cooperemos en la búsqueda de quien necesita de su misericordia para no correr el peligro de limitarnos a permanecer dentro del redil, en una zona de confort que niega la posibilidad al prójimo de vivir el amor de Dios.