16 octubre 2016

“La sabiduría de las comunidades rurales”




«El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también» es el lema de la Jornada Mundial de la Alimentación 2016 que convoca a reflexionar y tomar conciencia sobre los drásticos cambios en el clima que afectan también la agricultura y la alimentación del hombre y la mujer de hoy.


La jornada impulsada por la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en esta oportunidad invita a leer en primer lugar las actuales consecuencias del cambio climático. Por ello, el Papa Francisco en su mensaje insiste en mirar la raíz de los problemas con la sabiduría de las comunidades rurales para no quedarnos en simples gestos conmovedores.
“Nuestra condición de personas necesariamente relacionadas y nuestra responsabilidad de custodios de la creación y de su orden, nos obligan a remontarnos a las causas de los cambios que están ocurriendo e ir a su raíz. Hemos de reconocer, ante todo, que los diferentes efectos negativos sobre el clima tienen su origen en la conducta diaria de personas, comunidades, pueblos y Estados”, expresa Francisco en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Alimentación 2016.
Es evidente el cambio climático, y sus devastadores consecuencias, cómo también es fácil de percibir las conductas individualistas que no le importa hacer daño al planeta con tal de generar ganancias. ¿Qué hacer?, el Santo Padre invita, tanto a personas como instituciones, a mirar la sabiduría del pueblo rural, del que se puede aprender “un estilo de vida que nos puede ayudar a defendernos de la lógica del consumo y de la producción a toda costa”.
La sabiduría de las comunidades rurales, que en tantos lugares del mundo no tiene pretensiones de enriquecerse sino de ser custodios y servidores de la tierra en sus trabajos artesanales y agrícolas, recuerdan la alegría de las comunidades cristianas que se no afanan por el consumismo sino por ser servidores entre los hermanos.